Close Menu

SOSTENIBILIDAD

Las resinas epoxi y el policarbonato elaborados con BPA contribuyen a la fabricación ecoeficiente y el uso sostenible de numerosos productos de gran valor.

Entre los ejemplos de productos con policarbonato se incluyen entre otros, componentes de seguridad ligeros para coches y materiales de construcción, comunicaciones móviles, materiales aislantes de edificios e invernaderos profesionales, dispositivos médicos, aplicaciones diversas de envases y soluciones modernas de almacenamiento de datos ópticas.

Nuestro estilo de vida actual no sería posible sin los plásticos.

De hecho, el policarbonato tiene un peso importante en las dimensiones medioambientales, sociales y económicas del desarrollo sostenible.

Contribución al uso eficiente de los recursos

Las resinas epoxi y los policarbonatos elaborados con BPA muestran propiedades de gran durabilidad y peso reducido.

Desde la fabricación hasta su uso final, los productos de policarbonato ahorran energía y recursos durante toda su vida útil.

Durante la fase de fabricación, los residuos de policarbonato de las fases polimerización y composición suelen recuperarse de forma eficiente directamente en la planta. El material de residuo generado tras la producción que sale de las plantas se recupera hasta un 90 % en todos los países europeos. La mayoría se recicla mecánicamente con “grados de reciclaje” de policarbonato especial y mezcla de policarbonato.

Los artículos fabricados con policarbonato tienen una larga vida útil y pueden usarse numerosas veces. Por ejemplo, las botellas de agua de policarbonato reutilizables de 18 litros pueden rellenarse más de 50 veces antes de su reciclaje mecánico. Además, el policarbonato es más ligero y duradero que el cristal. De esta forma, se pueden reducir el consumo energético y las emisiones de CO2, además de reducir las pérdidas de productos por roturas en las fases de distribución y uso.

La alta resistencia mecánica del policarbonato permite el diseño modular. Facilita la actualización y el mantenimiento del equipo en la fase de uso, y permite su desmontaje sencillo para fines de reciclaje y recuperación.

Actualmente, el reciclaje posterior al consumo de las aplicaciones de policarbonato suele realizarse con grandes volúmenes de material cuando no es necesaria su clasificación. Como sucede con las botellas de agua de 18 litros reutilizables. En el caso de los residuos de policarbonato posteriores al consumo, para los que el reciclaje mecánico no es factible en términos económicos por la complejidad de los pasos de desmontaje o recopilación, la recuperación energética es la opción para evitar que los residuos acaben en vertederos.

From product manufacturing to end use, products made out of polycarbonate save energy and resources throughout their lifecycle.

Mejora de la eficiencia energética

El policarbonato es un plástico muy duradero con largos ciclos de vida necesarios para los materiales en el sector de la construcción y automoción.

Los aislantes de paredes fabricados de policarbonato tienen un menor peso que el cristal, por lo que ahorran en costes de transporte y se pueden utilizar también en estructuras de apoyo en proyectos de construcción grandes como estadios deportivos. Además, las láminas de policarbonato permiten pasar la luz y aíslan mejor de las altas temperaturas, por lo que el ahorro energético es de hasta el 25 % en algunos productos. Por sus propiedades translúcidas y de bajo peso, el policarbonato es el material por excelencia para tejados de forma libre que hacen un uso eficiente de los recursos, como los de los estadios deportivos.

En el sector de la automoción, el uso del policarbonato en los faros y los techos solares ahorran entre 14-22 kg de emisiones/kg COdurante la vida útil del vehículo si se compara con el cristal y el acero. Además, el uso de policarbonato ligero en los techos solares ayuda a bajar el centro de gravedad de un coche y, por tanto, aumenta la estabilidad del vehículo.